“Las puertas al narco están abiertas desde hace muchos años”: PT

El Presidente Estatal del Partido del Trabajo, Antonio Gómez Saucedo, aseveró que el planteamiento de Andrés Manuel López Obrador respecto a la ley de Amnistía, “es para darle paz social al país, no para abrir las puerta al narco porque ya están abiertas”, y dijo que los mexicanos tienen que estar preocupados por la ley de seguridad interior que empodera más al Ejército y la Marina.

El líder petista, aseveró que no se puede militarizar las calles, y que no se le puede dar toda la responsabilidad y confianza a las fuerzas armadas y hacer a un lado las fuerzas civiles.

Gómez Saucedo, manifestó que con la ley de seguridad interior, las fuerzas armadas pueden llevar a cabo tareas de investigación sustituyendo al ministerio público, intervenir comunicaciones privadas sin ninguna orden judicial y sobre todo utilizar toda su fuerza para contener protestas pacíficas.

En este sentido, apuntó que se tiene que trabajar sobre leyes que controlen a las fuerzas armadas, y con la ley de amnistía que planteo Andrés Manuel López Obrador, es con la finalidad de que los funcionarios públicos o políticos y gobernantes que estén involucrados con el crimen organizado, puedan retirarse, someterse a la ley y responder por sus responsabilidad.

"Con la ley de amnistía no se le abrirá las puertas al narcotráfico o al crimen organizado, sino todo lo contrario, es para el restablecimiento de la paz social. No podemos abrir una puerta que desde hace mucho está  abierta”, sentenció.

Por otra parte el Coordinador del Partido del Trabajo (PT), en el municipio de Candelaria, Daniel Sánchez Figueroa, manifestó que el presidente municipal Juan Enrique González Chan, tiene en el completo abandono al municipio.

Sánchez Figueroa, aseveró que desde la presente administración de Juan Enrique González Chan, ha aumentado la inseguridad, las calles en el total abandono, los servicios públicos son muy deficientes como el alumbrado público, servicio de agua potable y la inseguridad ha ido en aumento ya que las patrullas no tienen gasolina suficiente para que los agentes puedan realizar sus rondines de vigilancia.