Oficiales de Tránsito y seguridad pública impiden colecta de estudiantes

Nuevamente los agentes de tránsito y de Seguridad Pública de Campeche abusan de su autoridad y de su fuerza al impedir de manera arbitraria que estudiantes del Albergue Estudiantil “Dr. Héctor Pérez Martínez” realicen una colecta pública en los cruceros de la ciudad de Campeche.

En medio de la protesta de transeúntes y conductores que atestiguaron el abuso, los oficiales intentaron impedir la actividad pacífica y legal de los moradores de dicha institución, no obstante que ellos cuentan con el permiso del Ayuntamiento para realizar su actividad y a pesar también de que esta institución altruista lleva realizando dichas actividades a lo largo de 28 años.

Así lo comentaron los jóvenes estudiantes, ya que la colecta “se realiza sin molestar a nadie y sin impedir el libre tránsito ni de vehículos ni de transeúntes, pues es solamente al ponerse el alto y estar detenidos los vehículos que nos acercamos respetuosamente a las personas a solicitarles su colaboración voluntaria” explicaron Óscar Ortiz Pacheco y la profesora Himelda Jiménez Rodríguez, quienes agregaron que de este modo han logrado hacer funcionar esta casa de estudiantes y han ayudado a cientos de jóvenes de familias humildes para que puedan continuar sus estudios.

La labor social de este Albergue consiste en brindar el apoyo, mediante el hospedaje, alimentación, condiciones de estudio y labores culturales y deportivas, a los jóvenes originarios de rancherías marginadas donde no hay escuelas, a quienes la falta de recursos les impide salir de sus localidades para vivir en las zonas urbanas donde están las escuelas. “Ahora, en cambio, tienen donde vivir en la ciudad, como si fuera su casa, y pueden acudir a las escuelas hasta realizar su sueño de terminar satisfactoriamente sus estudios”, explicaron. Así mismo, se realizan estas colectas para ayudar a Escuelas de nueva creación que no cuentan con presupuesto para realizar su labor educativa, explicaron y aseguran que los campechanos ya conocen esta casa de estudiantes por lo que es común que los apoyen y les impulsen a seguir adelante con esta labor.

“Por ello consideramos una injusticia que se nos impida realizar la colecta, y es un abuso que los oficiales, con el argumento de que está prohibido mendigar en la vía pública, abusen de su autoridad y hasta de su fuerza al amedrentar a los colectores y hasta de querer encarcelarlos, deteniéndolos como si fueran delincuentes peligrosos”, como sucedió ya con la profesora Blanca Chan Chablé, a quien detuvieron con lujo de fuerza la semana pasada y la remitieron a los separos.

Explicaron que ya cuentan con los permisos correspondientes por parte del Ayuntamiento y la actitud de los guardianes del orden debería ser diferente, apoyar, ayudar y hasta proteger a los estudiantes y profesores.

Aseguraron finalmente que realizarán su colecta siguiendo los lineamientos del permiso que les otorgaron y solicitaron a las autoridades civiles, ejecutivas y judiciales que cambien su actitud, y ayuden a que está labor altruista se realice de manera pacífica y tenga todo el éxito posible, en beneficio de los jóvenes estudiantes campechanos.