Adultos mayores de Carmen en lucha por llevar una vida más digna

El grupo Antorchista de la tercera edad de Ciudad del Carmen, Campeche, lleva una lucha constante por que el gobierno en sus tres niveles les apoye a ellos y otros grupos en calidad de vulnerabilidad, para que puedan ayudarse en el sustento diario y a superar sus diferentes carencias, como parte de la lucha del Movimiento Antorchista de Campeche (MAC).

Primitivo Hernández Ké, integrante del grupo, aseguró que llevan más de 8 años que se fundó el grupo por parte de Antorcha Campesina y desde entonces, gracias al apoyo constante y fiel de la organización, han logrado solucionar diferentes apoyos para los adultos mayores tales como despensas, bastones, anteojos y demás apoyos para ellos que ya no tienen trabajo ni ningún otro modo de hacerse del sustento diario.

“Nosotros no tenemos trabajo, no tenemos quien nos apoye o nos dé para el sustento. Con gestiones y lucha, una lucha de verdad, logramos algo, pero nos lo da el gobierno a veces de mal gusto siendo que no debe de ser así, cuando nosotros realmente lo merecemos”, lamentó Primitivo Hernández, ya que es frecuente que los funcionarios les maltraten, les griten y ninguneen, como si fueran pordioseros, tal como han denunciado en ocasiones anteriores.

Encabezados por Alicia Ceballos Abreu en la cabecera municipal y por Himelda Jiménez Rodríguez, dirigente municipal, aprovecharon la ocasión para hacer una invitación abierta a quienes les quieran acompañar a los festejos por el 45 Aniversario del Movimiento Antorchista nacional, que los antorchistas del Sureste celebraran con una magna concentración el 13 de octubre en el estadio Zoque Víctor Manuel Reyna de la Ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, en el que asistirán 60 mil antorchistas de los cinco estados y al que, por supuesto, también acudirán los carmelitas.

Este grupo La Antorcha de la tercera edad se reúne cada semana en el parque del centro carmelita y llevan años organizándose para llevar una mejor vida, no sólo para conseguir una despensa o una silla de ruedas, sino para que los adultos mayores carmelitas puedan sobrellevar su condición de una manera más humana, ya que algunos de ellos no tienen a nadie más, sino a sus compañeros del grupo antorchista.

“Hoy estamos aquí, luchando de años y años, para que esta organización se levante, crezca y valga la pena decir: hoy estamos como un solo hombre, y como un solo hombre, todos unidos, vamos a luchar para que esto se logre, y que todos tengamos aquel regocijo y aquel amor que tanto hemos perdido mucho tiempo”, finalizó Don Primitivo Hernández Aké.