En peligro salud por basureros clandestinos

Una vez más el joven legislador del Partido  Verde Ecologista (PVEM) Alvar Ortiz Arceo puso el dedo de la llaga al solicitar en el pulpito del Congreso del Estado  un punto de acuerdo para  que los ayuntamientos del Estado, en especial el de Campeche, tomen medidas urgentes para terminar con la proliferación de basureros clandestinos que están causando graves problemas al medio ambiente, además de que son un foco de infección para la salud de la gente.

El problema de los basureros clandestinos, que no es de ahora, crece como bola de nieve, a lo largo y ancho del Estado, por lo que  plantea una serie de problemas, que además de dañar al medio ambiente, a su flora y su fauna, también afectan a los vecinos que viven a su alrededor, disminuyendo de forma drástica su calidad de vida.

Con las altas temperaturas, la fermentación de los residuos domésticos orgánicos crea condiciones favorables para la supervivencia y el crecimiento de patógenos, que propagan enfermedades infecciosas, especialmente del tipo gastrointestinal, dermatológico y/o afecciones del sistema respiratorio y cardíaco.

De igual forma son áreas  donde se acumula también el mosquito que provoca enfermedades como el dengue y el zika, aumentando la población de estos en la temporada de lluvias, argumentó el diputado.

En estos últimos meses se ha agudizado el problema, y muchos ciudadanos de distintas colonias han manifestado en redes sociales su inconformidad y preocupación, ya que en el municipio de Campeche concretamente, en diferentes puntos de la ciudad y a la vista de todos, existen los basureros clandestinos.

Es de suma importancia que este problema se contrarreste o se tomen medidas de mitigación, ya que de no ser así -advirtió- los problemas de salud irán empeorando, de ahí el llamado a las autoridades para hacer que se cumplan los reglamentos y apliquen las sanciones correspondientes a quienes cometan arrojen basura en lugares indebidos como predios baldíos.

Pero por lógica, el llamado y exhorto  tiene que extenderse a la ciudadanía, ya que es quien origina el problema  si no hay una toma de conciencia en  estos temas, que preocupan y afectan a todos y que nadie se ocupa.

CONTINÚA SAQUEO DE ARENA

A propósito, hasta el día de hoy continúa el añejo e indiscriminado saqueo de arena, conchuelas y devastación de manglar en playas de Champotón-Chakas, pese al exhorto que hizo el Congreso del Estado a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y a la Procuraduría Federal del Medio Ambiente (Profepa) para frenar este ecocidio.

Ni siquiera medidas de mitigación se implementan, por lo que fortalece la versión de existen muy fuertes intereses económicos que están relacionados con distinguidísimos políticos del actual gobierno federal.

Los grupos ambientalistas de Champotón colocaron sellos como símbolo de clausura, pero de nada ha servido, porque el saqueo continúa en franco y abierto insulto a la inteligencia de los champotoneros y del mismo Congreso del Estado, que en este sentido luce sumamente endeble.

Bien sería que la Comisión de Medio Ambiente tome medidas más drásticas para poner un alto a estos saqueadores intelectuales de los recursos naturales, cuya procedencia sigue siendo totalmente incierta.