Más de 500 familias indígenas tendrán agua potable en Santa Rita

Está por concluirse la obra de introducción del agua potable en la comunidad de Santa Rita Becanchén, municipio de Hopelchén, Campeche, que beneficiará a más de 500 familias de esta comunidad de la zona indígena, gracias a la lucha de los cheneros organizados en el Movimiento Antorchista de Campeche.

Con una inversión de poco más 4 millones de pesos, la obra consiste en la perforación del pozo, la construcción del sistema de captación y almacenamiento, la ampliación de red de distribución de agua potable, con lo que, por fin, prácticamente casi la mitad de la localidad podrá resolver el problema del abasto del vital líquido.

Esto lo dieron a conocer Miguel Matos Tzab, dirigente de los antorchistas en el municipio, y Leidi Chan Pérez, integrante del comité Directivo y otros integrantes del grupo antorchista de Santa Rita, quienes explicaron que “fueron muchos años de gestiones y de lucha para que por fin la Comisión Nacional del Agua (Conagua), en conjunto con la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Estado de Campeche (CAPAE), destinaran recursos y se autorizara el proyecto, obra que está casi por concluirse y que será de una gran ayuda para todas las familias que carecían de este servicio básico o lo recibían de manera deficiente”, aseguró Matos Tzab, y agregó que se trata de una mezcla de recursos, en la que el grueso lo pone la institución federal, y que es un logro de las gestiones y la lucha de los antorchistas, no solamente los de Santa Rita o de Hopelchén, sino los de todo el país. “por ello es importante que todos los mexicanos entiendan que a los pobres solo nos queda el camino de organizarnos, educarnos y luchar, si realmente queremos traer progreso a nuestras localidades”.

Por su parte, Leidi Chan Pérez abundó que serán alrededor de 500 familias, muchas que tenían el servicio de manera casi nula por lo insuficiente del tanque y la red ya existentes y a otras que de plano no contaban para nada con él y tenían que resolver el abasto de agua comprándola a las pipas o acarreando desde otras partes. “Ahora ya se construyó el tanque elevado, ya se instalaron las tomas domiciliarias y está por terminarse de perforar el pozo, por lo que, en breve, ya vamos a tener agua. Sabemos bien que es gracias a la unión y por eso los cheneros seguimos en la lucha por nuestro pueblo junto con Antorcha Campesina”.

En su oportunidad, Marlene Chan Miss, una de las beneficiarias, aseguró que “sin el agua no podemos hacer nada, por eso cuando nos preguntaron que cual era nuestro principal problema, les dijimos que “el agua” y ahora, ya nos hicieron nuestras tomas, ya se construyó el tanque y ya vamos a tener agua en nuestras casas. Ahora le digo a mis compañeros antorchistas que necesitamos que se pavimente nuestra calle y vamos a luchar por eso”.