PT condenó represión y pide al gobernador cambios en mandos de inteligencia

Tras exponer que “resulta intolerable e inadmisible el abuso en el uso de la fuerza policial contra ciudadanos y manifestantes en el municipio de Carmen”, el legislador local Antonio Gómez Saucedo, pidió al gobernador del Estado, Carlos Miguel Aysa González, tome cartas en el asunto, “pues es de lamentar que junto con estas condenables acciones por parte de la Fiscalía General del Estado en últimas fechas se estén incrementando los índices delictivos en Campeche, lo que nos obliga a exigir cambios inmediatos en los mandos que dirigen la tarea de inteligencia en el área de seguridad pública”.

“Es intolerable e inadmisible el abuso en el uso de la fuerza policial porque existen protocolos que se deben de seguir en los casos en los que están involucrados menores de edad, que fueron retenidos, lo que causó el enojo de padres y ciudadanos que se manifestaron y fueron reprimidos con gases lacrimógenos”, por lo que Gómez Saucedo pidió castigo ejemplar para el mando superior que ordenó esa represión.

De lo ocurrido en la isla del Carmen, donde elementos de la Vicefiscalía detuvieron a personas que se encontraban en un predio en disputa, entre ellos a alrededor de una docena de infantes, el diputado local afirmó que “el no haber seguido estos protocolos es lógico que moleste a la ciudadanía, se manifieste y en lugar de recibirlos con una mesa de diálogo o resolver la situación mediante el diálogo se prefirió simplemente reprimirlos de tan severa manera”.

“Hoy el estado de Campeche vive de una situación muy parecida a la que provocó hace apenas unas semanas al gobernador panista de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, cuando también en una manifestación pacífica utilizó la fuerza bruta, gases lacrimógenos, lo que nos preocupa sobremanera porque se está generando un clima de zozobra en el Estado de Campeche y además porque las fuerzas policiacas, en particular las de la  Fiscalía General del Estado, con suma facilidad pueda accionar estos protocolos de represión”.

“No nos gustaría de ninguna manera que éstos se convirtiera en una costumbre o que la Fiscalía sintiera que tiene la facilidad para poder actuar así en contra de los campechanos”, sentenció.

“Creemos que es necesaria la intervención inmediata de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, de la misma Secretaría de la Función Pública y todas las instancias que se consideren pertinente para investigar, quién dio la orden de reprimir de esta manera los manifestantes y que se genere el castigo ejemplar.

Porque no queremos –enfatizó--, que aún mandó inferior le echen la culpa de la decisión y entonces los mandos superiores, que son los que conocen a la perfección la situación y que son los que dan las órdenes, salgan bien librados de esta lamentable y condenable represión.

“El gobernador del Estado, Carlos Miguel Aysa González, debe tomar cartas en el asunto, pues es de lamentar que junto con estas condenables acciones por parte de la Fiscalía General del Estado en últimas fechas se esté incrementando los índices delictivos en Campeche, lo que nos obliga a exigir cambios inmediatos en los mandos que dirigen la tarea de inteligencia en el área de seguridad pública”, concluyó Gómez Saucedo.